NEF Online con don Juan José Omella

Manuel Bretón, presidente de Cáritas: “Tenemos que echar el resto, porque lo que se nos viene es muy complicado”

Mecenas Asisa, Cabify, Socio Tecnológico Microsoft

- La Conferencia Episcopal insiste en la necesidad de la renta mínima vital, pero estudiando caso por caso

8 de mayo de 2020. El presidente de Cáritas, Manuel Bretón, apeló en ‘NEF Online’ a la sociedad española para que continúe colaborando con la ONG católica ante la crisis del Covid-19 porque aumentarán las cifras de vulnerabilidad social que anualmente muestra el informe Foessa. “Tenemos que echar el resto, porque lo que se nos viene es muy complicado”, dijo.

Bretón tomó la palabra en un encuentro telemático organizado por Nueva Economía Fórum protagonizado por el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el cardenal Juan José Omella (arzobispo de Barcelona) y en el que también intervino el vicepresidente de la CEE, el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro.
 
Bretón apuntó a que “es el momento de la solidaridad del pueblo español”. “Lo estamos notando desde el principio”, subrayó, pues desde que Cáritas lanzó su campaña para ayudar a los colectivos más afectados por la pandemia “enseguida” notó “cantidad de iniciativas y de ofertas”.
 
“Uno de los primeros donantes fue el propio papa Francisco, que en los primeros días nos hizo una donación importante, de la misma forma que hizo con Cáritas italiana”, agregó el presidente de la organización católica, llamando a los ciudadanos a seguir los pasos solidarios del Papa.
 
DIGNIDAD DE LA PERSONA
 
El cardenal Omella, por su parte, aprovechó su intervención para agradecer a Cáritas “toda la labor que hace”, agradecimiento que extendió a otras asociaciones que trabajan con los más vulnerables y al Tercer Sector y a las empresas, “porque trabajan en comunión”, frente a la pandemia. “Ese es el camino para poder salir de situaciones de emergencia”, dijo, en referencia en actuar poniendo en el centro “la dignidad de la persona, también del pobre”.
 
En ese contexto, el presidente de la CEE insistió en reclamar que se garantice una renta mínima vital, estudiando caso por caso a sus destinatarios, para “ver cómo ayudar evitando que eso se eternice”.
 
“La renta mínima vital hay que garantizarla, pero la dignidad de persona tiene que estar por encima por la economía”, insistió, subrayando que con este planteamiento los obispos españoles van “en la línea del Papa” y de la Doctrina Social de la Iglesia.